domingo, octubre 15, 2006

Pitufos, una historia escalofriante!!

Lo único que no me gusta mucho de este blog que os he recomendado más abajo, es el nombre, porque me trae reminiscencia de un época oscura para los pitufos en Argentina. Pero bueno, que culpa tiene el autor de dicho blog de mis historias personales.
Este personaje, para muchos adorable, tierno y encantador, en mí no produce los mismos recuerdos. La llegada de los Pitufos a Argentina a mediados de los 80´, no fue moderada, ni paulatina, fue de golpe, todo Bs. As se tiñó de celeste El éxito de esta serie de dibujos animados se vio acompañada de todo un trabajo de marketing tan prolífero, que había Pitufos hasta en la sopa, y no es metáfora. Por supuesto a los Pitufos originales se le sumaron los “truchos”, como se le llama en Argentina a lo que es imitación, eso aumentó el numero de objetos celestes. Todo esto a los que vivimos en una sociedad capitalista no es algo que nos sorprende, anhelamos en lo profundo, que algún día nuestros personajes reciban el mismo trato. Aunque es cierto que tanta invasión de duendes celestes llegaron a cansarnos, al borde de vulgarizar el producto.
Ya no podías usar el color celeste en tu indumentaria a no ser que estuvieses dispuesta a que tus propios amigos comiencen a llamarte “Pitufina”. Yo lo he sufrido, me gustaba el color celeste, y aún me sigue gustando.
Como todo producto, actor, cantante, es decir como todo “Algo” que llega a la cumbre tiene sus seguidores y sus detractores, y los Pitufos lo tuvieron, vaya si los tuvieron. Comenzaron a circular leyendas. Se corrió la voz de que los Pitufos eran demonios y que por ningún motivo los padres debían permitir a sus hijos ver los dibujos animados ni muchos menos tener un muñeco o peluche de los mismos en sus propias casas, ni pensarlo en su habitación. Se rumoreaba que detrás de esa serie estaba Michel Jackson como supuesto autor ideológico de esos dibujos, y bueno, todos sabemos lo loco que está el pobre Michel. Yo no era tan pequeña como para ver esos dibujos, ni tan mayor que tuviera hijos que la vieran, pero tengo una hermana menor, que sí veía los Pitufos. De buenas a primera no quiso verlos más, tiró los pocos muñecos que tenía, y no quiso que nadie le regalase ninguno de esos diabólicos muñecos. Como mi hermana siempre fue un poco fricki no le prestamos mucha atención. Al pasar de los años me compartió una historia espeluznante. Alguien se la había contado cuando era pequeña y a raíz de escuchar esa historia no quiso saber nada con estos personajes....
¿Quereís saberla? Bien...no sé si estáis preparados...os doy tiempo para que lo penséis, y si estáis completamente seguros que queréis escucharla volved pronto por aquí. Yo no me hago responsable de lo que os puede pasar.

1 comentario:

Gerard dijo...

Los pitufos, que recuerdos!!!! Te acordas de los muñequitos?? www.juguetesdecoleccion.com.ar/pitufos Jaj se me pianta un lagrimon!!

Salu2
Gerard