martes, enero 30, 2007

Cosas que aún siguen sucediendo...

Esta ilustración la hice, impactada por la realidad que sufren muchas niñas a los 5 años o menos en algunos países del África. Ellas están expuesta al rito de la ablación, o extirpación de sus genitales exteriores: clítoris y en algunos casos los labios superiores e inferiores, por supuesto sin anestesia y bajo la creencia de que de esa forma se es purificada.
Desde luego, el hombre intentando interpretar a Dios, es para temerle….



1 comentario:

atenea crisoelefantina dijo...

tienes toda la razón cuando dices que el jugar a ser Dios es una tragedia!
El cartel es genial! me encanta!